domingo, 29 de abril de 2007

Proyecciología y Concienciología

Scheuer Brum, Rodrigo; Projeciologia e Conscienciologia; Radio Ponto Entrevista; Radio Ponto UFSC FM; jun. 2002; Florianópolis, SC, Brasil. Entrevista concedida a Dilson Branco, Luiz Tasso Neto y Bruna Flores. Transcripción y traducción al español: Rodrigo Scheuer Brum; Revisión: Maria Beatriz Cea Navarro.

RP - Nuestro entrevistado de hoy es coordinador de la Unidad Regional Florianópolis del Instituto Internacional de Proyecciología y Concienciología, Rodrigo Brum. Buenas noches Rodrigo.

Rodrigo Brum - Buenas noches.

RP - Rodrigo, en primer lugar quisiera saber qué es el Instituto y qué estudia exactamente.

Rodrigo Brum: El Instituto Internacional de Proyecciología y Concienciología es una institución sin fines de lucro, de Utilidad Pública Federal y de Utilidad Pública Municipal también. Tenemos este título aquí en Florianópolis. Es una institución dedicada al estudio de la conciencia, o sea, no solamente el estudio del cuerpo físico, sino mucho más allá del cuerpo físico. Es el estudio de la Proyección de la Conciencia que es la salida temporaria del ego, self o espíritu, para fuera del cuerpo. Es cuando usted deja temporariamente su cuerpo físico y pasa a vivenciar situaciones con un cuerpo más sutil. Entonces este es nuestro objeto de estudio: la proyección de la conciencia y también de sus bioenergías. Es estudiar la conciencia de una forma mucho más, digamos, ampliada.

RP - Cierto. Entonces son estas dos ciencias: la Proyecciología y la Concienciología. ¿Usted podría explicarnos lo que cada una estudia? ¿Cuál es el campo de estudio de estas ciencias más específicamente?

Rodrigo Brum: La Proyecciología, como comentábamos antes, estudia la experiencia fuera del cuerpo y los fenómenos parapsíquicos relacionados. En la literatura, la experiencia fuera del cuerpo tiene muchas denominaciones, dependiendo del área que es abordada. Si fuera un área más científica, si es un área más religiosa, si es un área más filosófica. En un área más religiosa usted puede ver presente en las religiones orientales y occidentales diversas denominaciones. Usted puede llamarle experiencia fuera del cuerpo, viaje astral, proyección extracorpórea, desdoblamiento astral... Hay innúmeros nombres para el fenómeno. Y nuestra preocupación es ésta: estudiar de forma racional, de forma científica lo que viene a ser este fenómeno, lo que es la salida temporaria para fuera del cuerpo físico. Todas las noches, la persona se proyecta sabiendo de esto o no. O sea, deja temporariamente el cuerpo físico. Lo que sucede es que la mayoría de las veces la persona no rememora su proyección o la rememora de una manera bastante mezclada con el sueño.

RP - ¿Esto pasa con todas las personas, todas las noches?

Rodrigo Brum: Acontece con todas las personas, hasta con los animales subhumanos... El perrito, el gato. Ellos tienen una dificultad mayor para hacer esto, pero se proyectan también, porque este fenómeno antes que nada forma parte de su parafisiología. Entonces es inevitable. Aunque la persona no quiera, aunque desconozca el fenómeno, ella inevitablemente sale del cuerpo.

RP - ¿Y como sabemos qué es sueño y qué parte es proyección? ¿Cuál es la diferencia?

Rodrigo Brum: Uno de los primeros abordajes que se hace dentro de la Proyecciología es el de estudiar en la práctica esa diferencia. A veces la persona tiene por ejemplo un “sueño” de noche en que ella conversó con un determinado amigo, intercambiaron informaciones y más tarde ya despierta en su cuerpo físico o en la vigilia física ordinaria, y aquella experiencia se mantiene muy vívida todavía. Aquel sueño está muy vívido. Ella se encuentra con este amigo y le cuenta este “sueño”. Resulta que el amigo confirma que también tuvo un sueño parecido, inclusive con confirmaciones de informaciones. Muchas veces el contexto que está allí es un contexto distinto. A pesar de que el contexto pueda algunas veces ser bastante parecido, hasta igual. ¿Cómo usted va a clasificar esto como un sueño? Entonces ocurre un tipo de contacto entre estas dos personas cuando las dos están durmiendo. Y es éste contacto que precisamos estudiar, que precisamos analizar. ¿Fue un contacto telepático? ¿Una experiencia fuera del cuerpo? Seguramente un sueño no fue. El sueño es una condición intrapsíquica. Hay muchas teorías sobre el sueño...Inclusive dentro de la ciencia convencional, la ciencia de la universidad. Muchas personas no saben de esto pero la ciencia aún no comprobó la práctica del sueño. En la materia por ejemplo de la psicología, las personas llegan al tema del sueño, pero no hay pruebas materiales sobre él. Hasta se pueden poner unos electrodos en la cabeza de la persona e identificar mas o menos el período, la franja de ondas cerebrales en la que ella está soñando. Solo que aún nadie convirtió el sueño en imágenes, por ejemplo. Sin embargo todo el mundo sueña. Incluso aquellas personas que eventualmente no recuerden el sueño, sueñan. Es un fenómeno fisiológico.

RP - ¿Y por esta no comprobación resulta más difícil diferenciar el sueño de la proyección?

Rodrigo Brum: No necesariamente. Usted se va a acostar de noche después de un día con actividades intensas. Entonces su cerebro funciona de modo similar a lo que acontece en el área de la computación En la informática existe el speed disk, que organiza las informaciones en el disco duro de la máquina. Entonces su cerebro hace esto. Van llegando enormes cantidades de información o estímulos sensoriales durante el día. Además del reposo físico, necesitamos reposo mental. Entonces según las últimas teorías científicas el sueño sirve para esto. Sirve para organizar esta información, sino nos quedamos sobrecargados al otro día. El nivel de información que absorbemos durante el día es muy grande.

RP - ¿La proyección tiene una función como el sueño? ¿Sería para organizar? ¿Cuál sería la función de la proyección?

Rodrigo Brum: Es más que esto. En el sueño van pasando aquellas imágenes desconectadas. Usted muchas veces no tiene actuación sobre ellas. Algunas veces son imágenes absurdas o incluso fragmentos de sus vivencias durante el día. En cambio las proyecciones conscientes lúcidas ya son bastante diferentes. Usted en la proyección consciente es dueño de sus actitudes. Si usted por ejemplo cuando se levanta por la mañana puede rememorar algo que va a juzgar como un sueño. Rememora que conversó con una persona, que decidió ir para determinado lugar y fue. Pensó en determinada amiga y esta amiga vino a su encuentro. Nosotros no fuimos educados dentro de este contexto. No pasó por nuestra escolaridad formal, no pasó ni en la universidad. La persona no tuvo muchas veces ni cuestionamientos en este sentido. Entonces, cuando se pasa por una situación de éstas se clasifica de pronto como un sueño. Pero muchas personas pasan por la proyección de una forma natural y continua. La situación queda tan evidente que la persona empieza a desconfiar y cuestionar: no es posible, esto debe ser más que un sueño. Me comunico cuando estoy durmiendo y al otro día las cosas suceden. Paso la noche en determinado evento y aquel evento se repite exactamente de la misma forma por la mañana. ¿Entonces como se explica esto? Todo esto entonces es objeto de estudio de la Proyecciología.

RP - En el caso de un encuentro, en cosas que pasan en el día a día, cuando las personas se encuentran en un sueño o cuando sueñan con personas que ya fallecieron…

Rodrigo Brum: Estas situaciones también son componentes de la prueba de la existencia de la conciencia, o del espíritu, como muchas personas acostumbran llamar. El espíritu para la Proyecciología y la Concienciología es la conciencia. Nosotros sabemos que la palabra espíritu ya viene siendo utilizada desde la antigüedad. Es una palabra hasta bastante desgastada hoy. Tenemos el espíritu del espiritismo que es el alma de la iglesia católica. Hay una confusión muy grande. Cuando la Proyecciología y la Concienciología surgieron, se resolvió entonces clasificar el yo, el self, el ego, el espíritu, como conciencia. Entendemos que esta es la mejor expresión o aún la menos peor. Entonces la conciencia es esto. Ahora la persona sale a la noche del cuerpo, y se encuentra con un pariente que ya pasó por la muerte física, que desomó, que se desencarnó, esto ya trae también una prueba de la existencia después de la muerte física. Lo que pasa es que las personas no dan el debido valor para esto. A veces esta misma persona trae informaciones preciosas y las clasifica como un simple sueño por falta de información. Durante la proyección de la conciencia podemos comunicarnos con personas que están proyectadas, con conciencias extrafísicas, o sea, conciencias que ya no tienen el cuerpo físico y que están viviendo en diversas dimensiones. Podemos intercambiar informaciones con ellas e ir también a ciudades extrafísicas. Es posible hasta incluso la exoproyección, que sería el tipo de proyección para fuera del planeta. La NASA inclusive ya usó proyectores para hacer el sondeo de planetas antes de ser enviada la sonda espacial. INGO SWANN fue uno de estos proyectores.

RP - ¿Es posible tener control entonces de hacia dónde se va con la conciencia proyectada?

Rodrigo Brum: Es esto que estamos buscando. La mayoría sale del cuerpo y pierde a veces ocho horas diarias inconscientes, fuera del cuerpo. ¿Qué ocurre? la persona no sabe que tiene otro cuerpo más sutil, en este caso, el psicosoma, que es llamado de periespíritu, por ejemplo, dentro del Kardecismo (Allan Kardec). Como la persona vive su realidad diaria y ni piensa que existe otro cuerpo, ni reflexiona sobre esta posibilidad, cuando ella se proyecta entonces termina por repetir las actividades diurnas o aún se proyecta solamente un poco sobre su cuerpo físico y sigue durmiendo. Pero, hay algo importante: la conciencia no duerme nunca. Quien precisa dormir es el cuerpo físico. La conciencia puede seguir y vivenciar las experiencias y el cuerpo físico quedar allí siendo revitalizado. Entonces, la persona despierta por la mañana y puede rememorar las experiencias, pero claro, no son todas las que consiguen quedar ocho horas lúcidas fuera del cuerpo, pues demanda más esfuerzo, dedicación, voluntad, y técnica; pero es posible que usted aproveche estas 7 u 8 horas que pierde durmiendo.

RP - ¿Existe la posibilidad de la conciencia no volver al cuerpo físico?

Rodrigo Brum: Esta es una de las preguntas que aparecen mucho para nosotros. Fue registrada mucha información durante la historia humana, inclusive durante la Edad Media y todos traemos fragmentos de aquella época. Nosotros no estamos accediendo a un cuerpo físico por primera vez, ¿cierto? Todo lo que usted es hoy, todas las inteligencias que usted tiene, sus dificultades y facilidades son resultado de sus experiencias de vidas pasadas, de otras experiencias que ya tuvimos. Imaginemos la persona en la Edad Media, en el período llamado “edad de las tinieblas”, dónde no tenía casi ninguna información. Hoy es una maravilla poder estar hablando sobre esto abiertamente hasta por Internet, pero en la época era una dificultad enorme. La persona podría ser quemada, llamada de bruja y todo esto... Esta historia que todos conocemos. Muchas personas que tenían facilidad en esta época acabaron reprimiendo esto de alguna forma y hoy puede tener cierta dificultad. Pero sabemos que dificultad no es sinónimo de imposibilidad. La persona por medio de técnica y principalmente de su voluntad consigue tener esta experiencia. Muchas veces el problema de la persona no es conseguir proyectarse, sino parar de proyectarse. Hay personas que llegan al instituto bastante angustiadas, sin información alguna. Algunas dicen: “Está pasando algo conmigo todas las noches, yo creo que voy a morir...” Procuramos entonces esclarecer a las personas, disminuyendo así su ansiedad... “Esto que usted esta teniendo es una proyección lúcida. Procure con calma aprovechar la situación”. Ahora por ejemplo, el miedo de que alguien tome su cuerpo físico está presente en muchos lados en razón de la desinformación. Dentro de la filmografía, en el cine, principalmente en las películas de terror, o hasta en las historietas dónde aparecen posesiones durante la proyección de la persona... Todo esto es tontería. Hay también la cuestión del cordón de plata que liga el cuerpo sutil al cuerpo físico y que la persona que va a proyectarse puede reventar el cordón. Todo esto dentro de mi punto de vista tiene que ver principalmente con la desinformación y hasta incluso con la manipulación franca de las demás conciencias.

RP - ¿Cuáles serían entonces los peligros de la proyección?

Rodrigo Brum: Aquella persona que tiene mucho miedo, del tipo incontrolable. Algunas veces la persona hizo tonterías en el pasado. Entonces, hay conciencias extrafísicas que pueden reclamar por sus actos de otrora, fuera del cuerpo. Todo lo que la persona hace - o antes de esto, piensa-genera una consecuencia en primer lugar para la propia persona y también para los demás a través de lazos energéticos multiexistenciales. Entonces hay mucha gente que no respetó los derechos de las otras personas, fueron anticosmoéticas y claro, mucha gente quedó con resentimientos o rabia de ellas... Muchas veces la persona resoma aquí, adquiere nuevo cuerpo físico y estas conciencias asediadoras de su pasado, la encuentran y van a perturbarla. Mire, la conciencia es la misma, sólo cambió de cuerpo y por medio de las energías muchas veces es localizada. ¿No existe aquella situación de encontrarte con alguien por primera vez y no te cae bien aquella persona? Muchas veces es el reconocimiento energético del pasado. Ahora estas personas a veces son retiradas del cuerpo por estas conciencias del pasado y ahí vienen las pesadillas, perturbaciones, persecuciones extrafísicas y todo esto. Nosotros recomendamos a estas personas que tengan calma, paciencia. Que procure desarrollar algunas técnicas energéticas cosmoéticas de autodefensa. Usted cambiando la frecuencia de sus pensamientos y haciendo un reciclaje en la vida para mejor, ayuda a hacer este autodesasedio. No lo resolverá la oración, los rezos, pues todo esto es paliativo, incluso bastante rudimentario. Hasta puede resolver en el momento. Viene por ejemplo, una conciencia extrafísica para ayudarte, evocada por aquella oración. Pero, la base más sólida es a partir de un trabajo intraconsciencial de base mentalsomática, o sea, la persona trabajando con sus posturas más arraigadas para ayudar a desacoplar de aquellas conciencias más enfermas, llegando hasta a asistirlas cuando sea posible. Cambiando sus pensamientos y sentimientos, mejora su psicosfera, sus energías. En este momento la persona inclusive comienza también a hacer asistencia a estas y otras conciencias que están a su alrededor. Esta por ejemplo es una de las ventajas de la proyección consciente, pues la persona comienza a ver realmente quién es ella. Mire, este cuerpo físico tiene mucho de animal. Usted mira Discovery Channel, por ejemplo, y percibe que muchas veces actuamos peor que muchos subhumanos. Traemos aún mucho de esta instintividad. Pero tampoco podemos tener vergüenza de que seamos animales. El objetivo es superar poco a poco estas influencias que usted tiene y que perjudican aquí. Perjudican sus relaciones interpersonales, usted pierde oportunidades, usted podría estar aprovechando mucho más esta existencia intrafísica si se conociera mejor a sí mismo.

RP - ¿Rodrigo, esta proyección acontece en el mismo espacio físico que conocemos aquí?

Rodrigo Brum: Existe lo que llamamos varias dimensiones o multidimensiones. Hay algunas líneas que afirman que tenemos 7 dimensiones, 8, 12 o 50 dimensiones. Lo que existe es una interpenetración de dimensiones. Ustedes conocen aquel color degrade, dónde no se sabe bien cuando termina un color y empieza otro. Podemos hacer una analogía bastante próxima a esto. Las dimensiones están interpenetradas. Cuando usted es una conciencia intrafísica, que es nuestro caso aquí, por ejemplo, somos concines - conciencias intrafísicas - y nosotros desomamos, perdemos el cuerpo físico, morimos, fallecemos; vamos a pasar a ser conciencias extrafísicas. Muchas veces las personas miran al cielo y dicen: “Fulano está allá el en cielo”. No existe esto. Lo que existe son dimensiones interpenetradas, pero claro, hay dimensiones más evolucionadas que, inclusive por el padrón de energías que tienen, están un poco mas distantes de la Tierra. Nosotros entendemos que hoy, en el siglo XXI, año de 2002 no precisamos más de estas interpretaciones ultrapasadas. Ya estamos empezando a superar todo esto. Entonces, nuestra propuesta es estudiar todo esto de modo científico y lo más exento posible de los excesos del pasado.

RP - Realmente, en este punto, existe mucha confusión por la proximidad de los asuntos de los temas estudiados. ¿Existe confusión entre los estudios de la Proyecciología y de la Concienciología con la religión en sí o con todas las religiones?

Rodrigo Brum: Mucha, y lo considero hasta cierto punto normal. Muchas personas que frecuentan nuestras conferencias, y nuestros cursos aquí en Florianópolis son provenientes, por ejemplo, del espiritismo, de la umbanda o de estas líneas más ligadas a la cuestión del espíritu. Hasta incluso católicos, protestantes, o la gente que está en búsqueda de algo más, nos frecuentan. Ahora existe esta confusión porque nuestro pasado se hace presente muchas veces de modo desubicado... Raramente estos temas fueron estudiados de modo más serio, sin misticismos ni excesos. De ahí existe esta dificultad a veces de que las personas consigan librarse de estas muletas, de estas amarras. Usted toma, por ejemplo, una disciplina religiosa fundamentalista... que pone un chaleco de fuerza en su cerebro. El ser humano en este caso no puede pensar, pues recibe una idea pronta. Ellos dicen: La realidad es esta. Ahí usted cree o no en aquella realidad que es presentada. Ahora, muchas personas infelizmente por pura pereza mental, tienen dificultades y se apoyan digamos, en algo...

RP - Prefieren creer en una religión que es una cosa pronta, a estudiar más a fondo...

Rodrigo Brum: Porque es más cómodo de esta forma. Es más fácil creer en algo que experimentar. Mire estas encuestas de opinión, por ejemplo, que la prensa hace en las calles. La pregunta es la clásica: - ¿Cree usted en la vida después de la muerte? Ahí la persona responde - Si yo creo, ya escuché algo sobre esto una vez. Otras dicen: - Creo que es muy temprano para pensar en esto. Hay lo que llamamos rolo compresor de las inutilidades. Mucha gente entra en un rolo compresor de las rutinas inútiles. Hasta mismo en relación al trabajo y al dinero, que es fundamental, pues, usted no puede vivir sin dinero aquí. Es tontería, por ejemplo, una inmadurez aquella persona que descubre que hay algo más allá del cuerpo físico y comienza a negar la realidad física. “No trabajaré más, no quiero saber más de dinero, ni de capitalismo”, y la persona entonces se retira de la sociedad y se va a vivir su lado espiritual. La persona en este caso anula su existencia. Lo que quiero decir es que es completamente factible vivir aquí atendiendo a sus necesidades físicas, sin anular nada, pero sabiendo y viviendo como una conciencia; lo que es muy diferente de solamente pensar que es el cuerpo físico. La visión práctica que se tiene es mucho más amplia. Usted va a pasar por la muerte y en ningún momento cuestionó sobre lo que debe haber allá del otro lado o no sabe si va a volver. Esto es un tipo de visión materialista. Cuando la persona pasa por una experiencia fuera del cuerpo, ella amplía la visión de realidad, ahí comienza a priorizar otras cosas, sin caer en la inmadurez de anular el intrafísico.

RP - ¿Ustedes son contrarios a las religiones?

Rodrigo Brum: No somos contrarios a las religiones, observe, apenas entendemos que a veces la religión en su buena intención acaba por perjudicar. Hay algunas más positivas. En mi opinión personal, la menos peor de las religiones es el espiritismo de Alan Kardec. Hay mucho material antiguo de Kardec, del siglo XIX, que precisa ser reformulado, actualizado. Ya está bastante desactualizado. Pero el mayor problema que veo en las religiones es la falta de reciclaje. El problema del dogma. Usted establece un dogma, toma la Biblia, por ejemplo, o hasta el libro de los espíritus de Kardec, y lleva aquello como verdad universal. Seria la misma cosa que yo trajera el tratado Proyecciología aquí y dijera que esta ciencia trae la verdad universal y absoluta, pidiendo a ustedes que crean en ella; y tampoco cuestionen nada, pues, no hace falta. Al revés de las religiones estamos dentro de una línea científica no-convencional que procura hacer que la persona experimente por ella. Solo su experiencia, solo con su participación en la ciencia, en las investigaciones, es que puede ayudar a que esta información quede cada vez más accesible y se renueve constantemente.

RP - ¿Tienes personalmente alguna religión?

Rodrigo Brum: Ya tuve. Fui católico, pasé un momento en el espiritismo, por la gnosis. Fueron líneas del conocimiento que hasta cierto punto contribuyeron, pero, que hoy no tienen más sentido para mí debido a la experimentación. Pienso que vale mucho más la pena alcanzar una autonomía y asumir las responsabilidades por su autoconocimiento y no transferir esta responsabilidad a terceros. En el IIPC nosotros damos las herramientas, las técnicas, promovemos el debate, queremos que la ciencia evolucione cada vez más. Pero, principalmente queremos la participación efectiva de los interesados. La ciencia es muy joven aún, y hay mucho que hacer. Quien sabe de acá a 50 o 100 años esto que estoy diciendo aquí no valdrá más nada y ojalá que consigamos renovar. Con el material que tenemos ahí para la investigación ya da para bastante trabajo. Lo que precisamos es masa crítica, por esto, estamos también en las universidades, divulgando para las personas que están interesadas, para que vengan a participar.

RP - Rodrigo, los estudiosos de las ciencias Proyecciología y Concienciología, tienen alguna explicación, ya que los espíritus consiguen relacionarse... Ya que existe este espacio multidimensional, ¿por qué el cuerpo físico es necesario? ¿Por qué pasamos por esto?

Rodrigo Brum: Aún precisamos de esta materia. Mire, nosotros aquí no fuimos solamente humanos en todas las vidas pasadas. No nos interesa aquí, por el pragmatismo de la ciencia, saber quién nos creó, si hay un Dios. Para donde nosotros vamos después de evolucionar hasta determinado nivel. Lo que nos interesa es lo que se consiguió y se consigue constatar hoy. Lo que es palpable. Intra y extrafísicamente. En nuestro caso es del virus hasta el serenissimus, que es el modelo evolutivo que se viene estudiando. Lo que ocurre es que la conciencia ya está presente en el virus o hasta incluso en las formas diversas de vida en otros planetas. Consideramos inclusive que todos nosotros somos mucho más antiguos que el propio planeta Tierra. Venimos evolucionando de planeta en planeta. Lo que existe entonces es una necesidad de esta materia para interactuar con las personas con la finalidad de alcanzar niveles de convivencia cada vez más sanos. Si usted salió de la intrafisicalidad y dejó algún problema con alguna persona, usted vuelve en otra oportunidad para ajustar, mejorar esta relación. Esto también no debe ser encarado como una culpa, o algo en este sentido. Existe claro la responsabilidad que es diferente. Ahora es necesario acertar esta relación antigua. Entonces, a cada existencia usted hace un poquito. Es imposible hacer todo en una sola existencia. Poco a poco vamos mejorando nuestras inteligencias. Y no existe uno solo tipo de inteligencia. Si usted, por ejemplo, tiene una comunicación que no es buena, ahí esta la oportunidad para mejorarla, hasta dominar completamente este cuerpo físico y también las emociones. No usamos ni 30% de nuestro cerebro físico, esto está comprobado por la ciencia convencional. Entonces, nosotros precisaremos de muchas vidas aún para llegar allá. El objetivo entonces es la evolución.

RP - Está bien Rodrigo, muchas gracias por su participación.

Rodrigo Brum: Nosotros agradecemos por la oportunidad. Queda aquí la invitación a los interesados a participar de nuestras actividades.

RP - Está bien. Muchas gracias.

Imprimir esta entrada

1 comentario:

Tara dijo...

Muchas gracias por tu blog, me interesa mucho la proyecciología!